Crónica de Carlos Pauner desde el Dhaula

Todo es así aquí. Contraste tras contraste es un mundo especial, donde la escalada, como tal, tan sólo es una parte del conjunto. Hay que acostumbrarse a vivir en estos lugares. Afrontar la soledad, a veces asfixiante. Soportar la presión de una inminente salida hacia un terreno peligroso y traicionero. En definitiva hay que aprender a vivir con unas nuevas reglas, simples, precisas y duras. En el Himalaya nada se regala, todo se lucha.”</i>. Leer completo | Ver más Noticias