Edurne Pasaban ya está en el campo base avanzado del Shisha (5.600 m.)

Edurne Pasaban aseguró que quería intentar un ascenso relámpago al Shisha Pangma, el ‘ochomil’ más bajo (8.028 m.) y que haría el duodécimo de su cuenta particular, y se lo ha tomado al pie de la letra. Ayer llegó al campo base avanzado de la montaña, a 5.600 metros de altitud. Viaja acampañada únicamente de su inseparable primo Asier Izagirre. El resto del equipo con el que hizo cumbre en el Manaslu está ya camino de casa.

Pero una vez instalados al pie de la montaña han visto que los planes no van a ser tan sencillos como estaban previstos. La potente expedición china que estaba en intentado la cumbre y cuya huella querían aprovechar se marchó hace ya una semana y tras lograr subir sólo hasta la cumbre secundaria de la montaña: el Shisha Pangma Central (8.008 m.). Así que van a tener mucho más trabajo del previsto. Especialmente en la peligrosa travesía entre el Shisha Central y el principal, que todavía está virgen este año.

En el campo base han encontrado sólo a dos españoles, el granadino Javier Campos y el barcelones Txabi Aimar, que están intentado también la montaña. Así que unirán fuerzas con ellos en pos de la cima. Hoy descansarán y mañana harán la primera incursión para comprobar cómo esta la ruta. La meteorología, por el momento, les respeta.

Fuente: blogs.elcorreodigital.com