La carrera más peligrosa del mundo se corrió en Argentina

 
La segunda edición de Tierra Viva Expedition Race demostró ser particularmente exigente: 548km en un desafío non-stop y sin asistencia por la Cordillera de los Andes.
Los corredores en equipos de dos y cuatro integrantes se embarcaron en una competencia épica en el espectacular escenario de la Cordillera de los Andes. Continuando el legado de las grandes carreras de aventura que surgieron a fines de los 80, como el Raid Gauloises y el Eco Challenge, Tierra Viva Expedition Race es la última gran competencia de su tipo.

Una prueba nonstop (el cronómetro no se detiene hasta llegar a la meta) realizando disciplinas deportivas como Mountain Bike, Trekking y Kayak doble.

Aquellos que apostaron a la velocidad y la fortaleza física quedaron fuera de carrera: “Además de la dificultad de recorrer grandes distancias los equipos tienen varios problemas que ir resolviendo: Primero deben encontrar los puestos de control obligatorio diseminados por todo el recorrido orientándose mediante el mapa y la brújula. Luego deben planificar muy bien la administración del ritmo de marcha y los descansos, ya que parar a dormir es imprescindible, y finalmente deben enfrentar un obstáculo caprichoso e impredecible como es el clima”, explicó Jorge “Guri” Aznarez, director de carrera con amplia experiencia en la organización de competencias cross-country (“La Misión”, “Desafío de los Volcanes”).

Lesiones, cansancio extremo, ampollas y errores graves de orientación fueron algunas de las razones por las que 28 equipos quedaron fuera de clasificación en algún punto de la competencia. Pero mas allá del resultado obtenido por cada equipo, participar de Tierra Viva Expedition Race 2009 fue animarse a un verdadero reto.

Crónica de un certamen exigente
La competencia se inició el 23 de marzo y los corredores partieron con buen clima para completar los 95km de mountain bike bordeando los lagos Lolog y Huechulafquen y así llegar al Puesto de Control Nº1. Para las 21 la mayoría había alcanzado este punto y pasado a una etapa de kayak de 60km navegando las frías aguas de los lagos Epulafquen y Paimún. Debieron encontrar 5 PC Virtuales, puestos con señales fluorescentes donde los corredores marcaron sus pasaportes.

El jueves 26, 82 horas y 13 minutos después de la señal de largada, “Kinetic Canada” ganó la segunda edición de Tierra Viva Expedition Race auspiciada por Montagne. El equipo “La Segunda – Nike ? Sportlife” se hizo del segundo lugar y el Nº 21 “Alcance Leones”, provenientes de Córdoba, completó el podio de la competencia.

Lambert Francis y Laroche Pascal, de “Kinetic Canada”, manifestaron estar fascinados con los paisajes que habían visitado y afirmaron que a pesar de su vasta experiencia en pruebas de este tipo Tierra Viva fue una de esas pocas carreras “verdaderamente de aventura”. De las 82 horas que les tomó completar el recorrido de 548km sólo durmieron 6, una hora más de lo previsto en sus planificaciones.

El acto de premiación reflejó ese espíritu de comunidad y experiencias compartidas que es Tierra Viva: El reto había sido participar. Intercambiaron anécdotas, felicitaciones y, por supuesto, planes para la edición 2010.

Fuente: infobae.com