Obra vial en el Parque Nacional El Rey




OBRA VIAL EN EL REY
Mejorará el ingreso a ese Parque Nacional

Se tratará de la construcción de ocho nuevos puentes, la reparación de alcantarillas y el arreglo de caminos. De esta manera, se terminará con el virtual aislamiento en que se encontraba esta área natural ubicada en la frontera entre Salta y Jujuy. Es el único del ecosistema de selva de altura, que es interrumpido por el monte chaqueño. Lo creó Juan Perón.

Por Alejandro San Martín

La construcción de ocho puentes, reparación de alcantarillas y arreglo de caminos en el Parque Nacional El Rey, ubicado en la frontera sur oeste con Jujuy, permitirá terminar con el aislamiento de esa área natural del ecosistema de las Yungas.
“Para llegar hasta acá, hay que transitar 45 minutos de ripio y tierra, además de vadear nueve arroyos, que en épocas de lluvia torna muy complicado e impide que pueda llegar un vehículo”, dijo el intendente del Parque, Sergio Domber.
El Rey, es el primer Parque Nacional que, camino de sur a norte, se posa sobre la selva de las Yungas, esa lonja boscosa de altura que ingresa a la Argentina como una cuña que divide la Puna de los montes chaqueños.
La exhuberancia de la vegetación, al punto que compite con Misiones en cuanto a biodiversidad, asoma una vez se ingresa al Parque, cautivando al visitante que se adentra en la selva y percibe el sonido y el aroma del ecosistema.
Las precipitaciones, que rondan los 1.200 milímetros en verano, son reguladas por la masa verde, garantizándose el constante fluir de los arroyos que bajan al encuentro del río Popayán, un vergel donde se encuentran numerosos cardúmenes de sábalos y dorados, entre otras especies.
Una de las características de El Rey, es que es el único Parque de las Yungas que es interrumpido por el monte chaqueño, enriqueciendo la oferta ambiental y la posibilidad de avistar fauna silvestre, como el tapir y el tucán grande.
Destinado en sus comienzo a ser un fuerte, El Rey fue durante casi 200 años, una finca dedicada a la actividad ganadera, hasta que fue adquirida por empresarios madereros que hicieron perder colosales cedros y laureles de la falda, para finalmente, en 1948, convertirse en Parque Nacional.
La historia cuenta que para esa época, un enorme tronco de cedro fue llevado para una exposición en Buenos Aires, y cuando el entonces presidente Juan Perón lo vio, quiso conocer el origen de ese magnífico ejemplar. Impresionado, Perón decidió de inmediato declarar el área como Parque Nacional.
En la actualidad, y con la intención de aumentar el número de visitantes, la Administración de Parques Nacionales (APN), firmó un convenio con Vialidad Nacional, responsable de los accesos a las áreas, y un acuerdo con Vialidad Provincial, encargada de ejecutar las obras, para mejorar el camino de ingreso.
Las obras, con un plazo de ejecución de 18 meses, están previstas ser inauguradas en septiembre u octubre del año próximo, según confirmó el intendente.
La novedad es que como consecuencia de esa obra vial, se realizará un centro de informes, más casas para los guardaparques y un centro para investigadores con un laboratorio, “para recibir como se merece a los visitantes”, señaló Domber.
“Es un parque que reúne ciertas características que hace que los científicos lo vean con un interés científico. Uno de los objetivos del Parque es colaborar con la investigación”, agregó el intendente.
Los arreglos programados y en ejecución, permitirán incrementar el número de visitantes, de acuerdo siempre a la capacidad de carga del área en cuestión, otorgándole un valor agregado al Parque.
Otra de las novedades que presentará este año el Parque Nacional El Rey, es la construcción de un camping, que lo realizará el Estado Nacional a través de la Administración de Parques Nacionales (APN).
El edificio contiguo a la intendencia se convertirá en un centro de interpretación, a través del reciclado del inmueble que es histórico, porque fue la primera intendencia del parque, construido en 1948.
“El parque no tiene un acceso fácil, es decir, no queda al lado de una gran ruta, por lo que el visitante que venga tiene un interés y sabe que es un parque. Nosotros le ofreceremos un gran rango de oportunidades recreativas, de acuerdo al impacto que pueda producir”, destacó Domber.
En vez de capacidad de carga, el intendente prefirió habar de límite de cambio aceptable, es decir, cuál es el límite que se esté dispuesto a aceptar sin que se perjudique la naturaleza.
“Toda actividad humana produce un impacto, entonces, nosotros veremos cual es el impacto que ese cambio produce y a partir de ahí es el ofrecimiento de ese rano de oportunidades que mencionamos” concluyó el intendente.

AGENCIA TÉLAM
SUPLEMENTO PARQUES NACIONALES

VIA boletinparques