Otoño en El Chalten

DSCN1100 baja.jpg (392 KB)

La localidad santacruceña El Chaltén siempre es un destino digno de ser visitado, ya que cada estación posee un encanto especial.

El otoño en el pueblo más joven de la Argentina depara una cálida paleta de colores que deslumbra a los espíritus contemplativos: los bosques se tornan de un color rojizo intenso y las lengas y ñires -dos especies autóctonas- mutan las tonalidades de sus hojas tiñendo todo el paisaje de ocre.

Ubicado a 220 km. de El Calafate, El Chaltén es conocido como la “Capital Nacional del Trekking, dado que allí adquieren relevancia las actividades al aire libre, permitiendo al visitante vivir una experiencia singular en un destino virgen rodeado de bosques, lagos y glaciares.

Quienes arriben a la villa antes de que llegue la nieve, podrán transitar por todos los senderos de trekking, dado que permanecen habilitados -siempre que el clima lo permita, ya que pueden caer nevadas repentinas- tanto los autoguiados como los que requieren el acompañamiento de guías.

Como ventajas, en esta época del año los viajeros disfrutarán de más tranquilidad -el momento de mayor afluencia turística es el verano- y tarifas promocionales en los servicios turísticos y hoteleros.

Si bien no todos los alojamientos mantienen sus puertas abiertas en otoño, la disponibilidad de establecimientos abarca a todas las categorías -albergues, cabañas, hoteles y hosterías-.

Cabe destacar que el Parque Nacional Los Glaciares, dentro de cuyos límites se ubica El Chaltén, ofrece áreas de acampe libre dentro del pueblo y la montaña, pero su utilización queda sujeta a las condiciones climáticas y a las temperaturas.

Por otra parte, muchas propuestas gastronómicas de la temporada alta se mantienen a lo largo de los meses otoñales, mientras que las agencias de viajes y turismo continúan proporcionando paquetes muy convenientes para programar las estadías.

“La localidad de El Chaltén, tiene la particularidad de que es un lugar donde pueden disfrutar gente de todas las edad debido a la diversidad de caminatas, que van desde los 45 minutos hasta las 7 horas. El otoño es una época muy buena para las fotografías y poder disfrutar de los colores que nos ofrecen los paisajes; como también se puede hacer avistaje de la fauna de la zona.“ manifestó Luisina Guevara directora de Turismo de El Chaltén.