Archivado en
Outdoor
Permalink

Pérdida del Patrimonio en el Valle del Cura

mineria.JPG (179 KB)

Pérdida del Patrimonio en el Valle del Cura

Las coordenadas 30º 03´15.39″S y 69º 49´38.51″O y la altura 4032 metros sobre el nivel del mar pueden parecer solo una sucesión de fríos números pero la realidad es que indican un hermoso paraje en las nacientes del Valle del Cura. Lo recorrí hace años, en una expedición andinística. Saqué varias fotos, las cuales ilustraron artículos publicados en varios países, publicidades y mi libro Andes Centrales. Una de esas fotos enmarcadas embellece el living de mi casa. Allí, en ese punto, hay un increíble manantial en medio de la áspera sequedad y al lado se encontraban unas pircas incas (por su forma) con un pequeño tramo del camino por ellos construído. Siempre deseé llevar a algún arqueólogo para relevarlas.

Mi primera expedición a esta apartada zona, la del Carmen en las nacientes del Valle del Cura, ocurrió en Febrero del 2003 cuando las restricciones arbitrarias de la Barrick no estaban aun tan aceitadas. Con la colaboración de Gendarmería Nacional, llegamos en unimog a una antiguo campamento a mineros, que lo utilizaron como base para sus prospecciones en la región. El grupo consistía, además de mi persona, del amigo Santiago Rocha y del polaco Parys Lisiecki. En dos semanas logramos ascender varias montañas y explorar el bello paisaje. Justamente bajando de una de estas montañas recorrimos el bello manantial cercano a nuestro campamento. El pasto y la abundante agua pura contrastaban con la aridez de los alrededores. Ahí se divisaban las antiguas pircas y se adivinaba un sendero o camino en una pequeña extensión. En el piso observamos desechos de talla de instrumentos líticos y también restos modernos dándonos la pauta de su reutilización moderna como ocurre en varios sitios arqueológicos de la cordillera. Sacamos unas fotos para documentar el hallazgo. Parys y yo exploramos por una semana más la zona, trasladados por los gendarmes, remontamos la quebrada de las Máquinas hasta el límite internacional y subimos un 5000.
Pocos meses después, en noviembre, vuelvo a la zona nuevamente con gendarmería. La expedición, pensada para durar 3 semanas, iba a contar con la presencia de José Luis Querlico. Lamentablemente una semana la desperdiciamos haciendo trámites con la Barrick para que nos dejaran pasar. Incluso hasta tuvimos una “charla”, con varias preguntas sobre nuestras actividades, con el jefe de seguridad de la empresa el cual parecía un personaje salido de una película de acción de clase B. Finalmente, luego de firmar un deslinde de responsabilidad, nos dan el permiso pero cansado de tanto trajín mi compañero desiste. Hasta último momento, en un retén antes de llegar al Valle del Cura, tratan de hacerme desistir. Finalmente me quedé 13 días sólo recorriendo el entorno y ascendiendo el Cerro Olascoaga (5160 msnm) el cual tenia un único ascenso desde Chile obra del gran andinista chileno, el amigo Evelio Echevarría logrado el 24 de marzo del 2003. En esa ocasión descubro nuevas construcciones y desechos de talla, presumiblemente incas las cuales nuevamente fotografío para una eventual visita de arqueólogos.

mineria2.JPG (243 KB)

Debemos agregar que arqueólogos han estado trabajando en la región, especialmente en el ramal del camino del inca y construcciones asociadas en la línea Conconta- Límitecon Chile. Estos estudios tienen que ver con el impacto ambiental de las mineras y la preservación de bienes culturales, las cuales por legislación deben hacer estas empresas.

Lamentablemente a la restricción al lugar, vedado para el turismo, actividades deportivos y cualquiera en general, debemos agregar que cuando pueden, las empresas hacen vista gorda de la conservación del patrimonio. Indignado miraba hace poco las nuevas imágenes de Google Earth de la región. En el manantial donde los incas erigieron sus construcciones y su camino o senda hoy hay un campamento minero de una compañía canadiense. No utilizaron el antiguo campamento de los antiguos dueños, sino justo al lado de la fuente de agua pura (cuánto tiempo durará pura) y en las ruinas. La definición de Google Earth no es tan exacta como para discernir las pircas pero estoy casi seguro que ellas fueron arrasadas, en el mejor de los casos sólo el entorno sufrió la mano humano afectando en parte este legado. Alisaron el terreno llevando módulos para vivienda, maquinarias, vehículos, cambiando de manera drástica el bello paisaje y seguramente alejando a las vicuñas y aves del manantial.

mineria3.jpg (173 KB)

Resulta penoso conocer esta situación, la cual hoy afecta a casi toda la cordillera sanjuanina. Al saqueo de los recursos se suma la restricción a la zona y ahora la destrucción total o parcial del patrimonio arqueológico sin que ninguna autoridad se digne a tomar cartas en el asunto. Sólamente me resta dar a conocer a los arqueólogos la posición de las otras ruinas antes que “la minería sustentable” arrase con ellas tambien. Triste realidad de estos tiempos.

mineria4.jpg (48 KB)

Para saber algo más de la región y la minería:

http://www.malbex.ca/Projects/Del_Carmen/
http://200.5.235.188/home/new_noticia.php?noticia_id=508276

Por Marcelo Scanu