Las enigmáticas rocas de Marcahuasi en Perú

Trekking en Perú. A 4,000 metros de altura y muchas veces por debajo de los 0°C, se alza imponente por encima de todas las montañas, la meseta de Marcahuasi. Inmensas rocas de impresionantes formas custodian el ambiente calmo que se respira en este lugar mágico, salpicado de frías lagunas, increíbles paisajes y un cielo plagado de estrellas durante la noche. Estar en lo alto de la meseta con el mundo a nuestros pies es una experiencia inolvidable que cualquier persona debería permitirse al menos una vez en la vida.

Las caprichosas formas de las rocas se funden con los diferentes tipos de luz que ofrece el día, mostrándonos formas distintas a lo largo del recorrido. La rojiza luz del atardecer bañando las solemnes e impresionantes figuras, son un espectáculo sublime de la naturaleza, al igual que la puesta del inmenso sol descendiendo bajo nuestros pies y ocultándose tras las montañas. A partir de aquel momento, el sol que antes quemaba los absortos rostros y dotaba de un cálido ambiente al complejo, da paso a los primeros atisbos de frío, con vientecillos helados que durante las madrugadas pueden llegar hasta los 0°C.


Marcahuasi, de origen volcánico, ofrece a la imaginación un juego de formaciones rocosas listas para ser descubiertas como la tortuga, el león, el perro, el hipopótamo, las focas o la más impresionante de todas, denominada Monumento a la Humanidad. Esta última se trata de una gran mole de granito de 25 metros de altura en la que claramente y sin ningún esfuerzo se aprecia un perfil humano. Se dice que el Monumento a la Humanidad, presenta cinco rostros humanos distintos posibles de ver desde diferentes ángulos cada uno y con distintas intensidades de luz.

Marcahuasi se encuentra situado en la comunidad de San Pedro de Casta, provincia de Huarochirí, departamento de Lima, en el Perú. Su extensión total es de 4,2 kilómetros y para llegar hasta allí, se debe tomar un bus desde Lima hasta Santa Eulalia en Chosica, luego abordar otros bus que nos lleve a la comunidad de San Pedro de Casta y desde allí emprender una caminata en ascenso durante 4 horas aproximadamente.

Se recomienda no comer, o de lo contrario comer poco, antes de empezar la caminata, ya que el mal de altura o “soroche” puede afectar nuestro desempeño. El complejo no cuenta con infraestructura turística, aspecto positivo si se tiene en cuenta la mística del lugar y negativo por la falta de alojamiento en lo alto de la meseta. Es necesario llevar todos los implementos necesarios para acampar y además mucho abrigo. Cabe resaltar que esta zona fue habitada desde hace mucho tiempo por los antiguos peruanos de la cultura Yunga y Yauyo, aproximadamente entre los años 800 y 1476 d.C., hasta la llegada hostil de la cultura inca. Acerca del origen de las formas, estas se dieron por la erosión del viento y las lluvias, sin embargo existen teorías que apuntan a que fueron creadas por los extraterrestres o por una antigua cultura llamada “Masma” que pobló el planeta hace miles de años.

Vía: viajesudamerica.com

Imágenes de Marcahuasi Perú por Martin Araya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *