Andinista argentino en condiciones de tormenta en Nepal

Noticias de , , , , ,

14:52 | 09/05

Christian  Vitri logró la cumbre a las 4pm, hora local, junto con los Españoles Jesús Morales (equipo Maestrar) y Marta Alejandre (del equipo de Carlos Pauer). Con ellos también estaba Darío Bracali. A las 12pm llegando a los 7300 metros, Darío no se sentía bien y estaba cansado; por lo que decide volver al C3.

Lo que sucedió después es incierto. Gracias a la colaboración de los reportes de Marcelo Espejo (Argentina), Rodrigo Granzotto (Brasil), el Blog de los Argentinos y a la Expedición Lituano-Polaca, que todavía se encuentran en la montaña; pudimos recrear los eventos que sucedieron en el Dhaulagiri.

DÍAS LARGOS
El día 2 de Mayo Darío Bracali descansó en el C3, aparentemente junto a Christian Vitri, quien ya había bajado de la cumbre. Darío manifestó sentirse bien para volver hacer un intento a la cumbre. El 3 de Mayo, a pesar de que las condiciones climáticas no eran buenas, Darío partió desde el C3 hacia la cumbre. Esa fue la última vez que fue visto.

Mientras tanto, Vitri permaneció en el C3 esperando a Darío que volviera de la cumbre. No fue posible que él se reportara al CB, las baterías del teléfono satelital se habían acabado.

El 4 de Mayo, al o haber noticias de Darío, su compañero sale del C3 en busca de rastros de Darío; pero no encontró nada. Vuelve al C3 ya con síntomas y signos de deshidratación y congelamientos.

En este momento, todos los grupos ya estaban bajando de la montaña por causa de las condiciones climáticas. Los únicos que permanecían en los campamentos eran los miembros de la expedición Lituana, liderada por Saulius Vilius.

El REPORTE LITUANO
“El 5 de Mayo, dos miembros de nuestra expedición estaban en el C2, cinco se encontraban en el C1 y dos ya habían llegado al CB”, dijo Vilius a ExplorersWeb. “La mañana anterior el líder de la expedición Italiana nos había preguntado de dos escaladores Argentinos que se encontraba perdidos (o atrapados) en el C3. Le preguntamos que era lo que necesitaba de nosotros, y su respuesta fue: ‘hablar con ellos’. Le sugerimos comenzar con una operación de rescate de inmediato. Considerábamos que las vidas de los Argentinos estaban en serio riesgo”.

“El 5 de Mayo, temprano en la mañana, nosotros comenzamos a buscar desde el C1, mientras que otros miembros del grupo (Ernestas Marksaitis y Egidijus Mockus) buscaban desde el C2 en dirección al C3.

RESCATE y CAZA-RECOMPENSAS
“Pasadas las horas, tres Sherpas del equipo Italiano llegaron al C1. Les dimos té caliente. De lo único que ellos se preocuparon fue de negociar una recompensa de €500 por la operación de rescate. Luego de una hora de discusiones lograron la recompensa y siguieron hasta el C2; al que ya habían acordado ir previamente”.

“En ese momento nos dimos cuenta de que alguien estaba bajando del C3 al C2, pero en la dirección equivocada. El escalador estaba acercándose a una pendiente extremadamente peligrosa. Inmediatamente le avisamos a nuestros compañeros en el C2 que subieran a ayudarlo. También teníamos el número del teléfono satelital de los Argentinos, pero nunca pudimos comunicarnos”.

EL RESCATE DE CRHISTIAN
“Al fin del día, decidimos subir al C2 para ayudarlos. Fuimos con Filip, uno de los miembros de la expedición Polaca. Las condiciones climáticas empeoraron más y la visibilidad llegó a los 2 metros”.

“Después de dos horas de estar escalando, nuestros compañeros reportaron por la radio que habían encontrado a Christian sobre el C2, en malas condiciones. Les tomó mucho tiempo asegurarlo con cuerdas y persuadirlo a que volviera al camino que conducía al C2”

“Los dos miembros de la expedición Lituana se encargaron del escalador Argentino. Junto con los Sherpas del grupo Italiano, esperaron en el C2. Los Sherpas le informaron al escalador Argentino del costo que debería asumir por la evacuación”.

LA EVACUACIÓN DEL MIEMBRO LITUANO.
“Nos apuramos para llegar hasta el C1. Tuvimos que ayudar a un miembro de nuestro equipo, contando también con la ayuda de los escaladores Polacos; quienes le administraron las drogas necesarias. Nuestro compañero había perdido por completo el sentido de la orientación, y necesitamos asegurarlo con cuerdas en ciertas partes del camino hacia el CB”.

“Los médicos Polacos lo volvieron a tratar al llegar al CB. Mientras ocurría esto, estábamos tratando de coordinar la evacuación en helicóptero. El estado de nuestro compañero era crítico. Tuvimos que hacer varios llamados a Katmandú par garantizar que dispondríamos de un lugar en el helicóptero”.

(NE: en el sitio de la expedición Lituana es posible leer más detalles sobre este punto).

NO HAY NOTICIAS DE DARIO
El día 6 de Mayo los dos Sherpas subieron hasta el C1 y ayudaron a Christian para bajar hasta el CB. Un traslado aéreo llevaría a Christian a Katmandú, acompañado por su otro compañero Guillermo Glass.

Lamentablemente no hubo noticias de Darío Bracali. Según el sitio de la expedición Argentina, la esposa de Darío (Paula) esta en camino a Katmandú. La familia de Darío esta haciendo lo posible para coordinar una búsqueda aérea, pero las condiciones deberían mejorar.

En una reciente traducción, los miembros de la Expedición Polaca (Artur Hajzer y Robert Szymczak) confirmaron que dos Sherpas ayudaron a Christian para bajar del C1 al CB; después que los Lituanos lo bajaran del C2.

Christian Vitri, de la provincia de Salta (norte de la Argentina) estaba en su primera expedición en Himalaya, pero ya contaba con buena experiencia en grandes montañas de Sudamérica (Aconcagua, Llullaillaco, Nevado de Cachi, etc). Es profesor universitario en Antropología. Sus estudios académicos sobre los santuarios lo han llevado a los confines de los Andes Sudamericanos.

Darío Bracali nació en Buenos Aires, el 8 de Diciembre de 1972. El fue el primer Argentino en ascender todas las cumbres superiores a los 6500 metros en los Andes, y realizó el primer ascenso invernal del Pissis (6882 metros) por la casa suroeste. También ascendió el Cho Oyu (2002) y Gasherbrum II (2006).

Enlaces Relacionados:
Buscan a un escalador argentino en Nepal
Rescate en el Dhaulagiri

Fuente: Explorersweb