Periodista censurado por la presión de empresarios mineros

Noticias de

Sergio Penella, un periodista argentino que trabajaba en un canal de cable de la provincia de Salta, se vio obligado a dejar su empleo cuando le exigieron que no entreviste a los Vecinos Autoconvocados por un Medio Ambiente Sano (VAPUMAS), un movimiento que se opone a la instalación de una mina a cielo abierto en el departamento de Metán.

De acuerdo a lo declarado por Penella al diario Perfil, el encargado de la programación de Cable Visión Metán, Antonio Rodríguez, le exigió que no entrevistara más a Roberto Nieva y Hugo Zainpemberg, portavoces de VAPUMAS. Siempre según la versión del periodista, Rodríguez le comentó que la decisión había partido de los nuevos dueños del canal televisivo, que nadie sabe quienes son.

Nieva, por su parte, denunció que varios medios locales han dejado de difundir noticias sobre las manifestaciones contra la mina, lo que sospecha que se produjo por sobornos entregados por Alexander Gold Group (la empresa responsable del proyecto).

El portavoz de VAPUMAS comentó que los vecinos de Metán se enteraron de la instalación de la mina “hace seis meses, cuando ya se habían hecho la prospección y la exploración, dos de las tres etapas que requiere todo emprendimiento minero. Y ya habían presentado al gobierno el informe de impacto ambiental para comenzar con la explotación, que es la tercera etapa”, explicó.

A partir de allí, los lugareños comenzaron con una serie de manifestaciones contra la explotación minera en la región, que pretende extraer cobre, plata, zinc y uranio. Según Nieva, el ex gobernador Juan Carlos Romero se negó a informar a la población los resultados del informe de impacto ambiental.

Gracias al accionar de VAPUMAS, el Concejo Deliberante de Metán ha prohibido el proyecto, aunque como también implica a otras dos municipalidades (Río Piedras y Rosario de la Frontera), Alexander Gold Group sigue adelante con su iniciativa.

Penella, mientras tanto, afirmó ante Perfil: “No volví más al programa, y cuando me llamaron para preguntarme por qué, les respondí que no trabajo con condicionamientos”.