Archivado en ,
Permalink

Frecuencia cardíaca. ¿Cómo medir el pulso?

Para un adulto, una frecuencia cardíaca en reposo normal oscila entre los 60 y los 100 latidos por minuto (lpm). Para un atleta bien entrenado, un ritmo normal en reposo puede ser tan bajo, como de 40 a 60 lpm. En los adultos sanos, una frecuencia cardíaca más baja en reposo por lo general implica que la función del corazón es más eficiente y por lo tanto una mejor aptitud cardiovascular.

Para medir su ritmo cardíaco en su casa, simplemente marque el pulso. Coloque los dedos índice y mayor en el lado izquierdo de la muñeca, o en su cuello hacia el lado de su tráquea. Cuando usted se sienta el pulso, mire el reloj y contabilice el número de latidos en 15 segundos. Multiplique este número por 4 para obtener su ritmo cardíaco por minuto.

Tenga en cuenta que muchos factores pueden influir en la frecuencia cardíaca, incluyendo:
El nivel de actividad
-Temperatura del aire
-La posición del cuerpo (de pie o acostado, por ejemplo)
– Las emociones
– La talla
– El uso de medicamentos 

Aunque hay una amplia gama de lo que se clasificaría como normal, una frecuencia cardíaca inusualmente alta o baja puede indicar un problema subyacente. Consulte a su médico si su frecuencia cardíaca en reposo esta siempre por encima de los 100 latidos por minuto (taquicardia) o inferior a 60 latidos por minuto (bradicardia), especialmente si tiene otros signos o síntomas, como desmayos, mareos o dificultad para respirar.

Vía: www.educacionyactividadfisica.com

Noticias Relacionadas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *