Pesca con mosca – Una banda de fogoneros en el sur

Pesca con mosca

Relato de una salida grupal de miembros del Fogón Mosquero

Por Juanito Alvarez

Por fin luego de una año de planificaciones, millones de mails, consultas y averiguaciones salimos con toda la banda con destino a Junín de los Andes, para hacer base en el camping “Laura Vicuña”, desde Buenos Aires salieron Seba Leonardi, Fernando Cabona, Leo y Piki por un lado y Horacio Alonso, Nikito y Maxi Fernandez por el otro, desde Córdoba salimos Diego Cardetti, Marquitos y yo en un auto y Quique y los hermanos Quaranta (Emilio y Nicolás) en otro auto, ellos iban primero a la zona de Aluminé y después nos juntaríamos todos en el lago Filo Hua Hum.

Río Collon Curá – Puente La Rinconada.
Dejamos los autos al lado del puente, sobre la margen izquierda del río, con Diego y Marcos cruzamos el puente a pie y decidimos pescar sobre la costa derecha río arriba. De la costa de enfrente, Horacio, Nikito y Maxi iban a empezar con el día de pesca. Arranqué con equipo #5, shooting hundimiento III y Fuzzy Wuzzy, en los primeros tiros a escasos 100 metros del puente ya había clavado 2 arco iris, había arrancado con todo!. Vi como Horacio también cobraba otra AI desde el otro lado de la corredera y pensé para mí que iba a ser un excelente día de pesca. Seguimos avanzando río arriba pero los piques fueron menguando. Paramos en un tramo del río donde se forma un gran pozón, y Diego sacó 2 AI, una de ellas muy linda con una Wolly Bugger marrón.
Cuando volvíamos Marcos clavó a 100 metros del puente una marrón que le sacó línea en una corrida medio violenta y en el segundo salto le escupió la mosca… inconsolable!
El resultado fue un tanto pobre, esperábamos mejores tamaños y mayor cantidad. En la chata de Fernando se habían ido al lago Paimún, se trajeron un cordero recién carneado y Leo se encargó de hacerlo cuando llegaron al camping… exquisito!

Río Chimehuín (en la desembocadura del Quilquihue)
Dejamos los coches en el puente del río Quilquihue sobre la ruta que va de Junín a San Martín y caminamos media hora hasta la desembocadura sobre el Chimehuín.. Diego arrancó con un día bárbaro, en todos lados clavaba una trucha tras otra, algunas muy lindas, la más grande le tomó una Matuka detrás del último sauce de una larga hilera, aquí empezaba una corredera de un metro y medio de profundidad que nos dio truchas a los tres, pero ninguna como la de Diego. Seguimos avanzando río abajo y este se divide formando una pequeña isla, el cauce principal toma la margen derecha y sobre la izquierda quedaba un brazo pequeño cubierto de sauces, Diego y Marcos tomaron el cauce principal y yo cambié el shooting por la línea de flote y me puse a pescar debajo de los sauces sobre el brazo del río. Saqué algunas AI con una Chernoville hasta que la colgué de un sauce, cambié por una Stimulator que casi me infarta porque en los primeros 3 o 4 tiros, en cada deriva, tenía 2 o 3 lomeadas pero no la tomaban, hasta que por fin pinché otra AI.

Cuando la estaba devolviendo escuché el grito de Marcos que sobre el cause principal tenía prendida una trucha que le sacaba línea aprovechando la corriente, estaba con un equipo #4 que se veía exigido por la trucha y la fuerte correntada. Cuando llegué ya la tenía bastante cerca, era una AI gordita de unos 40 cm, foto para Marquitos y al agua.
Llegamos a una curva desde donde divisamos el puente negro y unos pozos terribles que se forman antes de éste. Diego seguía sacando una tras otra, me dijo que estaba pescando con una Muddler Minow de cuerpo naranja, abrí la caja de streamers, ubiqué un bucktail naranja con cuerpo de mallar dorado y ahí comencé a tener más capturas, las truchas eran parejitas todas entre 35 y 40 cm hasta que Diego se despachó con una AI muy linda y decidimos hacer un alto para comer algo.
Después de comer y descansar un poco, avanzamos al pozo que pasa por debajo del puente, Marcos y Diego se ubicaron donde empezaba el pozo y yo me fui casi abajo del puente. Luego de un par de tiros sin novedades, percibo un pique, levanto la caña y siento un cabezazo importante, le pego el grito a los chicos y después de un par de minutos de intentar hacer subir a la bestia, asomó una hembra marrón que andaba tranquila en los dos kilos. Sin copo y sin posibilidades de meterme al agua (cae a pique desde el borde) la acerqué y cuando la estaba agarrando pegó un coletazo, la mosca se le zafó y se le clavó en la cabeza, volví a acercarla y cuando intentaba agarrarla se me patinó antes de poder levantarla del agua, coleteó otra vez y solo vimos como se perdía nadando lenta hacia el fondo del pozo….

Esta vez la pesca fue bastante mejor sacamos muchas AI gordas y de buen tamaño, caminamos mucho pero valió la pena.

Río Collon Curá – Chimehuín
Cruzando el puente donde el día anterior habíamos dejado los autos (el del río Quilquihue) a mano izquierda sale un camino de tierra, luego de 40 km sobre una curva hay una tranquera con el cartel de acceso de pesca y solicitando que se cierre la tranquera luego de pasar, un par de kilómetros más y otro cartel de acceso peatonal de pesca, aquí dejamos los autos y caminamos hasta el río. Nos encontrábamos río abajo de la unión del Chimehuín con el Collon Curá, así que la cantidad de agua que trae el río es bastante importante. Pescamos todo el día río arriba, equipo #5, shooting y streamers. Esta vez era mi día, empecé con una marroncita y después con muchas AI, usé varias moscas en un comienzo, Rabbit Beige, Bucktail Chimehuín, Wooly Bugger y un invento mío, pero después de poner una Matuka negra no la cambié más, como pescó esa mosca!! Eran todas iguales, entre 35 y 40cm, gordas y peleadoras.

Las correderas eran bien largas, éramos 5 pescadores pescando cómodos, lo que hicimos fue ir haciendo 3 o 4 tiros y avanzar un poco, el que estaba último pasaba al frente y seguíamos tirando y avanzando. En una de estas pasadas lo vimos a Seba con la caña doblada y haciendo señas de que era grande, una hembra marrón le había tomado una Black Ghost de ala roja y daba dura pelea, Seba logró arrimarla rápidamente, copo, fotos y alegría general, era un día de pesca excelente, cuando alguno clavaba algo importante salían todos corriendo con las cámaras y los copos, se notaba la clase de pescadores/personas que son, nunca hubo competencia, a los menos experimentados se los ayudó en todo momento y todos disfrutábamos con las capturas de los demás, la verdad que fue un día excelente, todos pescamos muy bien.En algunos tramos de río hacer un backcast era un tanto complicado, había costas de 200 metros con barrancas de piedra bola, la mayoría la pasó de largo, o bajaban y hacían un par de tiros y seguían caminando, a mi me pareció interesante, así que bajé un poco a los golpes entre las piedras bola, y empecé a hacer una especie de spey cast, de esta manera lograba sacar el shooting del agua, cargar la caña y tirar unos 15 metros suficientes para lograr una buena deriva, acompañaba la deriva recogiendo a tirones cortos y enérgicos y caminando lentamente, repetí esto durante toda la corredera y obtuve 1 marroncita, 1 perca y 2 AI, una de ellas bastante linda. Creo que valió la pena el intento y la prueba… la experiencia me sirvió para seguir afirmando, como lo hago en Córdoba, que el río hay que pescarlo todo, aunque sea incomodo o no le tengamos fe a ciertos lugares.

Río Filo Hua Hum este
La mañana siguiente nos sorprendió con la punta de las montañas nevadas, un poco de viento frío, y ganas de seguir pescando. Dejamos el auto en el puente del arroyo que está antes de la entrada al camping y bajamos hasta la embocadura del río. Este es un río más chico que los anteriores, algunos de los chicos no lo habían pescado nunca con lo cual era un buen desafío intentar descubrirlo. Estaba vez utilicé la caña #5 con un Mini Sink Tip WF5F/S.
Seba clavó una muy linda AI en la primera corredera pescando con una ninfa de Stonefly, mientras el resto intentábamos con Streamers.En el comienzo de la siguiente corredera venía tirando una Marabu Muddler negra con cuerpo de mallar dorado contra la costa de enfrente, casteando por delante y por detrás de algunas piedras que asomaban en la superficie, cuando estaba finalizando la deriva bajé la vista para acomodar la línea y sentí un ruido como si explotara el agua, instintivamente levanté la caña y algo se llevaba la línea hacia la corredera, acosté la caña y logré dar vuelta a mi oponente, lo mantuve unos segundos en el lugar y comencé a traerlo muy lentamente hasta sacarlo de la corriente principal. Seba, Quique y Emilio ya estaban preparando las cámaras, la caña se seguía doblando y el tippet 3x aguantaba, era un macho marrón hermoso, que me sorprendió por el pique y por el tamaño, no esperaba un encuentro así en un río chico.

En una curva del río, con un poco más de pendiente la corriente pegaba contra la costa de enfrente donde 2 pares de piedras y un muellecito asomaban y formaban interesantes remansos, desde la posición en donde me encontraba me era difícil pasar bien la mosca, así que me metí un poco más, rezando para que el fieltro no se soltara y la corriente no me llevara, logré ubicarme en una posición inmejorable. Lancé primero delante de las piedras dejando que la corriente chupara la mosca hacia el borde del remanso intentando que siempre mostrara al costado, estaba usando una Matuka de buen perfil. Cuando la mosca se chupo en la corriente que golpeaba el muellecito de piedra, sentí el pique y una marroncita bien colorida corría a través de la corredera, logré salir de la fuerte correntada con pasos cortos y arrimar la trucha para poder fotografiarla. Para ser sincero tenía la mitad del tamaño del macho anterior, pero lo disfruté más, a esta la intuí, me ubiqué y pasé la mosca por donde creí que estaba, me dio mucha más satisfacción que la anterior, aunque aquel macho fuera el más grande que saqué en todo el viaje. Emilio se adelantó unos metros para pescar una corredera y a los pocos tiros cobró una marrón muy linda con una Wolly negra y roja con ojitos.

Ese día caminamos mucho, entramos por la embocadura y pegamos la vuelta a un kilómetro del puente que cruza la ruta por donde se ingresa al lago, es decir pescamos unos 4 km de río, con buenos resultados.

Río Caleufu
El último día!! El camino de tierra que va hacia Confluencia se desvía hacia el lago Filo Hua Hum, pero siguiendo por este se puede ver el río Caleufu que lo acompaña en buena parte del recorrido, dejamos el auto en una bajada (antes de Casa de Piedra) armamos las cosas y a pescar. Este río nace de la unión del río FHH este y el río Meliquina, con lo cual tiene un caudal un poco más interesante. De entrada comenzamos a sacar muchas truchas chicas que no le hacían ningún desprecio a nuestros Streamers. Usé durante todo el día dos Matonas de Navas, una negra y una Grisly a las que le agregué a la receta original un mechón de Bucktail para evitar que se metiera el ala en el gap del anzuelo y me dio buen resultado, ya sea porque pocas veces sucedió esto y porque sufrieron muchos ataques.
En una corredera que golpeaba la costa de enfrente, sobre una curva, primero perdí una trucha que se me fue bastante cerca, no la pude ver pero intuyo por la pelea que era bastante linda, un par de cast más y logré sacar una marroncita un poco flaca, pero peleadora y el Seba unos metros más adelante sacó otra marrón.

Esta vez no fue el día de las grandes, sacamos muchas truchas de 30 cm para abajo, usamos Streamers durante el 90% del día buscando sacar algo interesante pero esta vez no nos tocó.

Reflexiones:
Ahora si dejando un poco la pesca de lado, debo agradecerles a todos el haber compartido esta semana, la pasé muy bien, me divertí mucho y espero que algún día volvamos a coincidir en la orilla del algún río.
Gracias José L. López Reale por la información sobre los accesos, nunca hubiésemos llegado a conocer esos lugares maravillosos sin ella. Gracias Chiche Aracena y Diego Buzurro por mejorar mi lanzamiento del shooting, me sirvió muchísimo. Y muchas gracias a Diego Cardetti y Seba Leonardi, por el apoyo, el aguante y la compañía, sin ellos no hubiera podido hacer el viaje… estoy en deuda…

Este hermoso relato es parte del Magazine Digital del Fogón Mosquero nº 2 Puede descargar gratuitamente la revista completa de la página web del Fogón:

Magazine Digital del Fogón Mosquero.
Una de las mejores publicaciones sobre pesca con mosca en español. 

Noticias Relacionadas: