Trekking en los cerros Bolsón y Filo de las Animas. Catamarca/Tucumán.

Noticias de , , , , ,

Exploración y ascenso en los cerros Bolsón y Filo de las Animas cumbre oeste. Nevados del Aconquija. Catamarca/Tucumán.

(19 al 25 de octubre de 2009 / grupo CAMME)

Una vez más el llamado de la montaña nos impulsa a la búsqueda de sus cumbres. Comenzamos una exploración que ya estaba programada hace tiempo. Quebrada El Desmonte, río Ampajango:  eran la vía de aproximación a explorar hacia los cerros Bolsón y Filo de las Ánimas, entre otros. La primera etapa de la exploración era de escritorio y fue bastante charlada y discutida por todos los integrantes de la salida. Cabe destacar que el análisis tuvo un excelente resultado ya que prácticamente no tuvimos ningún inconveniente con lo programado y el desarrollo en si de esta aventura resulto de acuerdo a lo planteado.

El día 19 de octubre de 2009 a las 14 hs partimos desde la terminal de San Miguel de Tucumán hacia la localidad de San José en el departamento catamarqueño de Santa María. Desde aquí debíamos trasladarnos hasta Ampajango, a donde llegamos ese mismo día a hs 20:10. Solo debíamos caminar casi 1 km hasta una represa que encausa las aguas del rio homónimo para ser aprovechada en las localidades aledañas. Luego de hacer noche en este lugar, a 2200 msnm, comenzaríamos el ascenso que seria paulatino en los primeros días.

Luego de una extensa primer jornada llegaríamos al campamento 1 “Peña blanca”, a la cota de los 2700 msnm, siempre siguiendo el cause del rio Ampajango que debimos vadear en reiteradas oportunidades.
El rio nos brindaba lo indispensable: agua pura y fresca que nos permitió desarrollar la caminata sin sufrir tanto el agobiante calor y esfuerzo. Sin embargo el andar sobre su lecho tenía la desventaja de no poder mantener un paso cómodo debido a la irregularidad de ese tipo de terreno: arena, piedras de todos los tamaños, algunas mas altas que nosotros mismos, y que en ocasiones eran el paso obligado para seguir adelante.
Durante la segunda jornada el camino se encajonaba en algunas partes pero sin resultar demasiado complicado, a excepción de algunas zonas con derrumbes. Sin embargo a las 17 hs llegaríamos hasta el campamento 2 “Puesto de arriba”, a 3500 msnm. Aún no se sentía frio, el viento no era más que una brisa. Por la mañana llegarían por primera vez a sentirse los cero grados a las 8 am, luego, ni bien comenzaba a darnos el sol la temperatura subía rápidamente.
Durante la tercera y última jornada de aproximación al campo base, seria mas marcado el ascenso y llegaríamos hasta los 4400 msnm a las 14 hs, permitiéndonos usar todo el resto de esta jornada para reponernos y prepararnos para el ataque a las cumbres. El lugar increíble!
El día viernes 23 de octubre de 2009 fue el día elegido para atacar la cumbre del cerro “Bolsón”(o “Bolsón Chico”) y el “Filo de las Animas”, nos despertamos temprano con unos -4ºC pero con un prometedor día por delante, despejado y ya apuntando el sol.
El ascenso gradual y cada vez mas marcado comenzaría a las 8:40 hs. La ruta estaba pactada por la quebrada “Laguna Verde”, donde estaba ubicado nuestro campo base desde el día anterior.
Quebrada arriba, a una altura de 4700 msnm aprox., comenzamos a montarnos sobre el acarreo mismo de un faldeo  que, paralelo al contrafuerte del Morro del Bolsón, sube acercándonos a la cumbre del cerro Bolsón. Aquí comenzaba a complicarse el camino, con la presencia insistente de acarreos inestables, debiendo ser cuidadosos en cada paso.
Poco a poco, como se debe hacer a estas alturas, ganábamos metros rumbo a la cumbre. Con cada avance una nueva y espectacular vista se abría ante nuestro exaltado espíritu. Recordaba una frase del montañista Maurice Maeterlinck: “Nuestros pensamientos y acciones toman su energía y su forma de aquello que hemos contemplado”.
A las 12:20 hs estábamos ya reunidos los tres en aquella cumbre de 5076 msnm, que guarda celosamente y con silencio absoluto el pasado de estas alturas. Los abrazos y el asombro que nunca termina. La Calasasaya de las ruinas de la Ciudacita, toda la amplitud de la llanura Tucumana, Campo del Arenal, Cuesta de las lenguas, Cochuna, Ambato, Nevado de Chuscha, las lagunas y cumbres vecinas, cordillera lejana, silencio, altura y un cielo profundamente azul.
Desde aquí estábamos bien ubicados para dirigirnos al cerro Filo de las Ánimas. Descendimos hasta el abra que se forma entre estos y comimos algo antes de seguir. Benja no se siente bien; ya antes de llegar a la cumbre del Bolsón viene sintiendo los efectos de la altura y  al comer decididamente esta
mal para continuar y resuelve bajar y esperarnos en la base del cerro, en la
quebrada “de las Animas”, por donde realizaremos el descenso al campamento base.
Continuamos Alexis y yo, que luego de dos horas de esfuerzo sostenido alcanzaríamos también la cumbre oeste del Filo de las Animas, a las 15:35 hs, con sus 5130 msnm nos cautiva una vez mas con una nueva perspectiva de la zona, llegando ahora a ver además al cerro Ñuñorco y una parte del dique La Angostura.
Intentamos seguir por el filo hacia la cumbre central que no estaba lejos, pero el filo es muy complicado, hacia ambos lados se abre un abrupto precipicio, y el filo en si esta lleno de guijarros y bloques nada estables. Sin embargo continuamos hasta una pequeña cima del filo, que no resulto ser la cumbre. Yo tenía claros síntomas de apunamiento y me sentía agobiado. Alexis coincidió en que era tiempo de regresar.
El regreso no fue menos exigente, al menos para mí, que me sentía cada vez mas cansado. En el lugar de encuentro con Benja, tuve que darme espacio para tratar de recuperar algo de ánimo para seguir.
Por fin a las 19 hs aprox. pudimos meternos en nuestras bolsas de dormir para terminar de reponernos.
Nos restaba el descenso que emprenderíamos al día siguiente. Mate cebado y compartiendo las anécdotas e impresiones personales, comenzamos el día 24 de octubre, para luego desarmar el campamento y comenzar la bajada por idéntica ruta.
En ambas cumbres había apachetas, pero en ninguna encontramos libros de cumbre que registren alguna ascensión, de todas maneras la sola presencia de aquellas apachetas señalan sin duda la presencia del hombre en estas alturas. En el cerro Bolsón acompañaban la apacheta algunas leñas muy viejas, que personalmente, sostengo que pobladores originarios son los responsables de su presencia.
En las dos cimas dejamos un libro de cumbre con nuestros testimonios, y este, dentro de un recipiente para resguardarlo de la intemperie.
Toda la zona recorrida asombra por los tesoros naturales y arqueológicos que pueden admirarse con un poco de atención. Kilómetros de ruinas en las márgenes del rio Ampajango, en la zona entre los 2000 hasta los 3300 msnm, e incluso algunas estructuras, varias de ellas reocupadas por los actuales pobladores, en las zonas altas.
La flora, integrada por Cardones y otras cactáceas, Jarillas, Algarrobos, Zarzos, Espinillos, entre otros; en las zonas mas bajas, y pastizales de altura, algunas especies de cactus, Yareta, etc; en la zonas de altura.
Entre la fauna siempre presente vimos Guanacos, Cóndores y Chinchillones. Además tuvimos oportunidad de observar al majestuoso Colibrí Gigante, al Pato de Torrente, al Comesebo Andino y al Carpintero de los Cardones, entre las aves del lugar. También vimos los rastros de tres animales difíciles de ver en la zona: excremento de Puma, huellas de Tarucas o Venados y lo que no estábamos muy seguros pero parecían huellas del Gato Andino sobre arena en zonas profundas de la quebrada de las Ánimas.
Los nevados, sin duda, son un lugar extraordinariamente cargado de mítica y conservan tesoros de gran valor que debiéramos preservar.
Un saludo y enorme agradecimiento a Don Villanueva, uno de los amables pobladores de la zona que charlo y compartió su sabiduría con nosotros.
Integrantes de la Expedición
Alexis Coronel (24 años)
Benjamín Straube (27 años)
Juan Pablo Nemec (30 años)
Por Juan Pablo Nemec – grupo CAMME
Cerro Alto de la Mina Montañismo y Exploración

4 comentarios sobre “Trekking en los cerros Bolsón y Filo de las Animas. Catamarca/Tucumán.

  • el noviembre 19, 2009 a las 1:30 pm
    Permalink

    Realmente fabulo!!
    Este verano quiero ir con otros 2 amigos, me podrías das algunas datos mas del cerro: ¿Donde puedo conseguir mapa? ¿Es necesario hacerlo con guía (tengo experiacia en otras montañas de 4700 msnm hasta el momento)?
    ¿Me pasarías algunas páginas web donde informarme más?
    Muchas gracias

  • el noviembre 23, 2009 a las 10:48 pm
    Permalink

    Humberto: dejame tu mail en un comenterio para que te pase lo que tengo de info, y muchas gracias por tu comentario…

  • el agosto 24, 2010 a las 12:52 pm
    Permalink

    Que tal Juan Pablo te cuento que lei el relato sobre el ascenso cerros Zarzo Y Animas que vos hicistes y tenemos la idea de hacerlo con un grupo de amigos ahora en el mes de octubre, pero te queria consultar sobre algunos aspectos de la expedicion ya que hable con la gente del CCAM que es de donde lei el relato y me dijeron que ellos no conocen la zona.
    Lo primero que te quiero consultar es sobre el agua ya que ustedes no hacen ninguna mencion,¿hay agua durante todo el trayecto por que en las cartas que nosotros conseguinmos podemos ver el rio Alisos pero nada mas.
    El segundo especto que te quiero consultar es si hay alguna fracuencia de VHF con la que te puedas comunicar en caso de alguna emergencia.
    El tercer aspecto es si hay posibilidades de encontrar nieve para ver si tenemos que llevar crampones y lo ultimo que te quiero consultar es si se puede conseguir algun tipo de porteo hasta alguno de los campamentos.
    Juan Pablo desde ya muchas garcias y saludos VALENTIN CORTES

  • el marzo 30, 2011 a las 12:46 pm
    Permalink

    Muy bueno el relato. con unos amigos estamos pensando en ir en abril. Me sumo a las consultas anteriores. Mi mail de contacto es tatogri@hotmail.com.

    Sigan adelante. Difícil cuidar lo que no se conoce.

    Buenas cumbres.

Comentarios cerrados.